My Bulgarian Life and other fantastic stories -- Mi vida Bulgara y otras historias fantasticas

Loading...

lunes, 24 de mayo de 2010

The Race Beat/ Los Derechos Civiles


Click on title to access photo gallery

The Press, the Civil Rights Struggle, and the Awakening of a Nation, a book by Gene Roberts and Hank Klibanoff.

To understand the civil rights movement we have to understand the power of the press, the so called 4th state. In a nation founded on slavery and social discrimination and where ‘separated but equal’ was the norm, the fight for equality between 1954 and 1965, was crucial not only for the legitimization of the preaching on American values, but also for the media in understanding the way they cover the news. America awakened to its race problem in the late fifties and early sixties after ignoring the racial problem during decades. Prior this time, black where basically marginalized and ignored by a prominently own white media. It is a problem that persists with stereotyping and misrepresentation of minorities when it comes to the news; an issue very much alive to this day.
During the civil rights moment however, there was a wave of new editors and journalist who played an important role in both side of the racial issue. Some editors fought during World War II with blacks and this allowed them questioning the racial issue. Some editors questioned the status quo and demanded a change in segregations laws. Others fought heartily against integration. Southern editors joined the call for massive resistance and even worked with segregationist organizations to frustrate compliance efforts.
But a handful of other southern editors wrote convincingly calling for obedience to federal mandates and a push of the region into ‘the mainstream.’
After the ruling of the Supreme Court’s 1954 ordering school desegregation the South revealed its true colors. Younger people however, reporters and editors with more progressive ideals, were crucial to question the ‘old ways’ of the South. The study of Gunnar Myrdal The American dilemma, a groundbreaking work and radiography of the state of racial relations was influential in the early stage of the racial issue. Also, the coverage of the civil rights struggle wouldn’t have been the same hadn’t African –American Journalists been documenting discrimination before and after WWII with the commitment and integrity Southern and Northern major news papers across the country were not really practicing.
The New York Times was one of the first newspapers get a correspondent down to the South to get the stories, calling on to others indirectly to follow suit, a practice today known as pack journalism. But even the Times failed in giving a precise account of what was happening then. Many wrote considerately about black activists putting their lives on stake. Some networks where not happy about it. CBS in effect fired Howard K. Smith for refusing to bend to William Paley's will and agree to find truth somewhere between right and wrong, halfway between, in other words, Smith got fired for not agreeing to keep a blind eye on the racial issue. But he was just one of many casualties in the race struggle. Paul Guihard, of the Agence France-Presse, was murdered by segregationists when covering James Meredith’s enrollment to the University of Mississippi in 1962.

Deceive events, such as the Emmett Till murder trial, the Montgomery bus boycott, and the integration of the University of Alabama, along with the advent of radio and later television at the beginning of the sixties paved the way the were transforming how people receive information. Television was a key development that permitted the civil rights struggle to rise above to a national level when Northern and Southern newspapers were still recognizing the importance of the events before them. After the events in Little Rock in 1957, where images of the riots were broadcast exposing the brutality against blacks, news organizations would change entirely the way they covered the civil rights story and viewers their opinion about the legitimacy of Civil Rights struggle.
The new medium was successful in revealing the real tone of the civil rights movement discouraging support of the Jim Crow laws outside the South. Television was that effective that just five months later Lyndon Johnson signed the Voting Rights Act, declaring, "We shall overcome," a promise still lacking fulfillment. Today television has even a grater impact on the lives of millions, some argue, for worst.
What is really fascinating about the events and the reporting of the civil right movement, it is not the bravery of black reporters, or the disingenuous stance of the white media, but how when the civil right movement became big news, how white reporters shoveled off to the side black reporters in covering the news. Although, black reporters were more successful and crucial in being able to cover events more accurately and being able to get closer to what was happening.
It is impossible to ignore the influence and crucial role of a reverend, Martin Luther King. His passive resistance, based on Mohandas Gandhi teaching of pacifist resistance, was an important tool used during demonstration of civil disobedience which called the attention of the press and served as a collective platform to denounce public discrimination and segregation. The Black community showed courage and resolve in opposing the Jim Crow laws. The civil right movement broke barriers and allowed people to co-exist. Martin Luther King Jr. and other civil-rights leaders believed that racism required stirring the conscience of the nation and that only the mass media could do so, and it succeeded.
I believe reporters often test the boundaries of journalistic integrity, especially when they gain momentum. As never before the media has an influence on the future of American society. The study of these events underscores the journalist responsibility to report the truth and do it as accurately and fully as possible.
It is hard to assert that reporters both black and white decided that it was time to advance society as the book suggests, but surely a full frontal confrontation with the racial issue exposed and made them assess the way the look at society and how news are reported, in a way setting up the stage for the current, and very much alive, liberal media bias. Much the white South, the networks, papers like the Times, magazines such as Time and Newsweek were hostile and biased that told only one side of the story, and some of them still do.
Gene Roberts and Hank Klibanoff show in the The Race Beat that the civil-rights movement forced many journalists to choose sides. And in doing so, they cast resentment and doubt to what now is called "the mainstream media" only growing in virulence over the years. In this respect, I think it is the responsibility of journalists not to let their bias or interests to affect the quality and content of their work and constantly challenge and question their own standards. That is one of the greatest lessons left to reporters and news organizations today to consider.
Indeed, the civil rights movement was a tremendous accomplishment for the American people, but it exposed other shortcomings, especially by its media, that persists to this day.

................

Una mirada a El ritmo de la Raza: La Prensa, la lucha de derechos civiles, y el despertar de una nación, un libro por Gene Roberts y Hank Klibanoff.


Para entender el movimiento de derechos civiles que tenemos que entender el poder de la prensa, el llamado cuarto estado. En una nación fundada sobre la esclavitud y la discriminación social, y cuando se separaron, pero iguales "era la norma, la lucha por la igualdad entre 1954 y 1965, fue crucial no sólo para la legitimación de la predicación de los valores estadounidenses, sino también para los medios de comunicación en la comprensión la forma en que cubrir las noticias. América despertó a su problema racial en los años cincuenta y sesenta después de ignorar el problema racial durante décadas. Antes de este tiempo, negro donde básicamente marginadas e ignoradas por los medios propios un lugar destacado en blanco. Es un problema que persiste con los estereotipos y la mala representación de las minorías a la hora de las noticias; una cuestión muy viva hasta nuestros días.
Durante el momento de los derechos civiles sin embargo, hubo una ola de nuevos editores y periodistas que desempeñaron un papel importante en ambos lados de la cuestión racial. Algunos editores lucharon durante la Segunda Guerra Mundial con los negros y esto les permitió cuestionar la cuestión racial. Algunos editores tela de juicio la situación actual y exigió un cambio en las leyes segregaciones. Otros lucharon contra de la integración de todo corazón. editores del Sur se unió a la convocatoria de una gran resistencia e incluso trabajó con las organizaciones segregacionistas para frustrar los esfuerzos de cumplimiento.
Pero un puñado de otros editores sur escribió convincente pide obediencia a los mandatos federales y un impulso de la región en "la corriente principal."
Después de la sentencia de la Corte Suprema de 1954 ordenando la integración escolar del Sur reveló sus verdaderos colores. Las personas más jóvenes sin embargo, los reporteros y editores con más ideales progresistas, fueron cruciales a la pregunta de "viejas costumbres" del Sur. El estudio de Gunnar Myrdal El dilema de América, algo novedoso y la radiografía del estado de las relaciones raciales fue muy influyente en la etapa inicial de la cuestión racial. Además, la cobertura de la lucha por los derechos civiles no habría sido el mismo no había periodistas afroamericanos estado documentando la discriminación antes y después de la Segunda Guerra Mundial con el compromiso y la integridad del Sur y del Norte periódicos más importantes del país en realidad no eran practicantes.
El New York Times fue uno de los primeros periódicos conseguir un corresponsal hasta el Sur para obtener las historias, llamar a otras personas indirectamente a seguir su ejemplo, la práctica de un periodismo de hoy se conoce como paquete. Pero incluso el Times fracasó en dar una cuenta precisa de lo que estaba ocurriendo entonces. Muchos escribió consideradamente activistas sobre negro poniendo sus vidas en juego. Algunas redes lo que no contento con esto. CBS en efecto disparó Howard K. Smith, por negarse a plegarse a la voluntad de William Paley y estoy de acuerdo para encontrar la verdad en algún lugar entre medio camino correcto y lo incorrecto, entre, en otras palabras, Smith fue despedido por no estar de acuerdo para mantener la vista gorda sobre la cuestión racial. Pero era sólo una de muchas bajas en la lucha de razas. Pablo Guihard, de la Agence France-Presse, fue asesinado por los segregacionistas al cubrir la matrícula James Meredith a la Universidad de Mississippi en 1962.

Engañar eventos, como el juicio por asesinato de Emmett Till, el boicot de autobuses de Montgomery, y la integración de la Universidad de Alabama, junto con el advenimiento de la radio y la televisión más tarde a principios de los años sesenta abrió el camino de la transformación se cómo la gente recibe información . Televisión constituyó un paso decisivo que permitió a la lucha por los derechos civiles de superar a un nivel nacional en el momento del Norte y del Sur fueron los periódicos que se reconocía la importancia de los acontecimientos antes que ellos. Después de los acontecimientos en Little Rock en 1957, donde las imágenes de los disturbios fueron transmitidos exponer la brutalidad contra los negros, las organizaciones de noticias cambiaría completamente la forma en que cubrió la historia de los derechos civiles y los espectadores su opinión sobre la legitimidad de la lucha por los derechos civiles.
El nuevo medio fue un éxito en revelar el tono real del movimiento de derechos civiles desalentar el apoyo de las leyes de Jim Crow en el Sur. La televisión fue que a partir del que tan sólo cinco meses después, Lyndon Johnson firmó la Ley de Derechos Electorales, declarando, "We Shall Overcome", una promesa aún falta cumplimiento. Hoy en día la televisión tiene aún un impacto rallador en la vida de millones de personas, algunos argumentan, para lo peor.
Lo que es realmente fascinante acerca de los hechos y la denuncia del movimiento de derechos civiles, no es la valentía de los periodistas negro, o la posición falsa de los medios de blanco, pero que cuando el movimiento de derechos civiles se convirtió en una gran noticia, ¿cómo los periodistas blancos con pala fuera a un lado los periodistas negro en la cobertura de las noticias. Aunque, los reporteros negro de más éxito y crucial en la capacidad de cubrir los eventos con mayor precisión y poder estar más cerca de lo que estaba sucediendo.
Es imposible ignorar la influencia y el papel crucial de un reverendo, Martin Luther King. Su resistencia pasiva, basada en Mohandas Gandhi la enseñanza de la resistencia pacifista, fue una importante herramienta utilizada durante una manifestación de desobediencia civil, que llamó la atención de la prensa y sirvió como una plataforma colectiva para denunciar la discriminación y la segregación pública. La comunidad de Negro mostró valentía y determinación para oponerse a las leyes de Jim Crow. El movimiento de derechos civiles rompió barreras y permitió a la gente a coexistir. Martin Luther King Jr. y otros líderes de derechos civiles cree que el racismo requiere remover la conciencia de la nación y que sólo los medios de comunicación podrían hacerlo, y lo sucedieron.
Creo que los periodistas suelen probar los límites de la integridad periodística, especialmente cuando se cobran impulso. Como nunca antes los medios de comunicación tiene una influencia sobre el futuro de la sociedad estadounidense. El estudio de estos hechos pone de relieve la responsabilidad de la periodista a informar la verdad y hacerlo con la mayor precisión y completa como sea posible.
Es difícil afirmar que los reporteros de negro y blanco decidió que era hora de avanzar la sociedad como el libro sugiere, pero seguramente una confrontación total frontal con la cuestión racial y se exponen a evaluar la forma en que mirar a la sociedad y cómo las noticias son reportados , de una manera se crea el escenario para la actual y muy viva, el sesgo de los medios de comunicación liberales. Gran parte del blanco del Sur, las redes, periódicos como el Times, revistas como Time y Newsweek eran hostiles y parcial que le dijeron que sólo una parte de la historia, y algunos de ellos todavía lo hacen.
Gene Roberts y Hank Klibanoff muestran en el Beat The Race que el movimiento de derechos civiles obligó a muchos periodistas a tomar partido. Y al hacerlo, echaron el resentimiento y la duda sobre lo que ahora se llama "los medios de comunicación" solo está creciendo en la virulencia en los últimos años. En este sentido, creo que es la responsabilidad de los periodistas de no permitir que sus prejuicios o intereses afectar a la calidad y el contenido de su trabajo y en constante desafío y cuestionar sus propias normas. Esa es una de las lecciones más grandes de izquierda a los periodistas y hoy en día las organizaciones de noticias a considerar.
De hecho, el movimiento de derechos civiles fue un gran logro para el pueblo estadounidense, pero otras deficiencias expuestas, especialmente por sus medios de comunicación, que persiste hasta nuestros días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada