My Bulgarian Life and other fantastic stories -- Mi vida Bulgara y otras historias fantasticas

Loading...

lunes, 24 de mayo de 2010

Macho man




In a predominantly macho culture, men are king. Women have been traditionally relegated to either staying in the house or raising the kids. Those who venture in the men world, usually work in poorer conditions. Either way, women never have it easy in Colombia. But it is that same tenacity what is turning things around. Now women have the upper hand, and we stand by them.
In Colombia, while men get better jobs and make more money, women often have lower positions and are paid less, although men are often less educated than women. There is a marked difference among sexes, it is clear.
Women get paid less than men, although women are better prepared. Why is so? There is a mark difference among sexes, and the question is not of knowledge. Culture plays a vital factor in how women are viewed and treated. One explanation might be the differences in the levels of education among men and women.
A survey on education among men and women in Colombia conducted by El Salario, an online wage equality observer, argues that a higher percentage of men have university degrees: 31.9 percent men followed by 28.5 percent of women.
However, the highest percentage of male college graduates is due mainly to women. Around 27.9 percent of women claim post graduate studies while only 21.8 percent of males do. Not surprising.
The gap in education among men and women is smaller in the younger generation. Men and women alike compete for the same salaries and have the same treatment in their work place. Women have the upper hand because they are better prepared to assume the challenges of the work place.
In Colombia, women earn 7% less than men and differences in income remains however.
In Colombia, despite our recent economic growth and implementation of policies aimed at reducing disparity among men and women, inequality remains a problem according to a study recently released by the Inter-American Development Bank (IDB).
Perhaps the change will come with the younger generation. In general, the smallest gender wage gap is among young people freshly out of college. Today, more skilled women hold positions in companies where there is less room for discretionary salary adjustments. This hypothesis is supported by the fact that the pay gap is narrower among skill workers and wider among those with no skill or training.
Women are having an advantage due to their academic preparation, even if they have kids. Well prepared professionals are essential for an economy, and women in Colombia are following on the international trend. Women are better prepared than men and thus deserve competitive wages. Work experience, and other skills and qualifications could be the explanation of why gender differences are correlated with age. Differences in experience can be bigger as women get older and have kids.
Today women are better prepared than men and thus deserve competitive wages, it is a fact. We need all the help we can get, and what better than our women to get the job done? There is hope that major changes in attitude (from males) and policy changes, so needed will be made. We want the wage gap among sexes to change. It’s time to play the equality card. We stand by our women; they’ve got a good hand.

...............


En una cultura predominantemente machista, los hombres son los reyes. Las mujeres han sido tradicionalmente relegados a bien quedarse en la casa o el aumento de los niños. Los que se aventuran en el mundo, hombres, suelen trabajar en peores condiciones. De cualquier manera, las mujeres nunca lo tienen fácil en Colombia. Pero es que lo que está misma tenacidad enderezar la situación. Ahora las mujeres tienen las de ganar, y nosotros estaremos junto a ellos.
En Colombia, mientras que los hombres obtienen mejores empleos y ganar más dinero, las mujeres suelen tener posiciones más bajas y se les paga menos, aunque los hombres suelen ser menos educados que las mujeres. Hay una marcada diferencia entre los sexos, es evidente.
Las mujeres pagan menos que los hombres, aunque las mujeres están mejor preparados. ¿Por qué es así? Hay una diferencia entre sexos marca, y la cuestión no es de conocimiento. La cultura juega un factor vital en cómo las mujeres son vistas y tratadas. Una explicación podría ser las diferencias en los niveles de educación entre hombres y mujeres.
Una encuesta sobre la educación entre hombres y mujeres en Colombia realizada por EL Salario, un observador la igualdad de salarios en línea, sostiene que un mayor porcentaje de hombres tiene título universitario: 31,9 por ciento de hombres seguido por 28,5 por ciento de las mujeres.
Sin embargo, el mayor porcentaje de graduados universitarios varones se debe principalmente a las mujeres. Alrededor de 27,9 por ciento de las mujeres afirman estudios de postgrado, mientras que sólo un 21,8 por ciento de los varones lo hacen. No es de extrañar.
La diferencia de conocimientos entre los hombres y mujeres es menor en las generaciones más jóvenes. Hombres y mujeres compiten por los mismos sueldos y tienen el mismo tratamiento en su lugar de trabajo. Las mujeres tienen las de ganar porque están mejor preparados para asumir los desafíos del lugar de trabajo.
En Colombia, las mujeres ganan un 7% menos que los hombres y las diferencias en los ingresos sigue siendo sin embargo.
En Colombia, a pesar de nuestro crecimiento económico reciente y la aplicación de políticas destinadas a reducir la disparidad entre hombres y mujeres, la desigualdad sigue siendo un problema, según un estudio recientemente publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Quizás el cambio vendrá con la generación más joven. En general, la brecha de género menor salario es uno de los jóvenes recién salido de la universidad. Hoy en día, más mujeres ocupan puestos cualificados en las empresas donde hay menos espacio para ajustes salariales discrecionales. Esta hipótesis es apoyada por el hecho de que la diferencia de retribución entre los trabajadores es más estrecha y una mayor capacidad entre los que no tienen habilidad o entrenamiento.
Las mujeres tienen una ventaja por su preparación académica, incluso si tienen hijos. Bueno profesionales preparados son esenciales para una economía, y las mujeres en Colombia son los siguientes en la tendencia internacional. Las mujeres están mejor preparadas que los hombres y por lo tanto merecen salarios competitivos. La experiencia laboral, y otras habilidades y calificaciones podrían ser la explicación de por qué las diferencias de género están correlacionadas con la edad. Las diferencias en la experiencia puede ser más grande que las mujeres envejecen y tener hijos.
Hoy las mujeres están mejor preparadas que los hombres y por lo tanto merecen salarios competitivos, es un hecho. Necesitamos toda la ayuda que podamos conseguir, y que mejor que nuestras mujeres para hacer el trabajo? Existe la esperanza de que los cambios importantes en la actitud (de hombres) y los cambios de política, tan necesario se hará. Queremos que la brecha salarial entre los sexos a cambio. Es hora de jugar la carta de la igualdad. Seguimos siendo fieles a nuestras mujeres, que tienen una buena mano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada